41466981_738427443159368_1885386137799753728_o

¿Qué pasa con las infancias
que llegan tarde al colegio?

¿Tendrán el perfume de
la ilusión en sus libros o
se asfaltó en sus calles?

Las infancias sin colegio
tienen como obligatorio
el sueño
o eso,
me pareció

Aprendí de Neruda
aquella de sus preguntas
“¿Dónde van las cosas del sueño?
¿Se van al sueño de los otros?”

Y me pregunto:
Sueño, quiero dormir
¿Cuántos sueños pido
cuando quiero dormir?
¿Y de cuántos
puedo prescindir?

Y para aquellos niños
¿Cuál es vuestro secreto
en el arco iris de sonrisas
humildes y olvidadas
para mi habitación gris?

Enrique Adam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
A %d blogueros les gusta esto: