Entre la oscuridad del día
y la luz de la noche
se hacen palabras de metal
ojos de diamante
y las embestidas duelen menos
porque esperamos recibir alguna

Un fin de semana
o un fin de ti

Bebes un trago
o dos,
y como Sabina
ríes cuando te
hacen una indirecta

Te fijas en los detalles
en las manos
en cómo mueven los ojos
las manos, la cintura
el ruido de la gente
y te sientes tan en medio
que preguntas siendo tú
la respuesta a todas tus
tonterías

Y te das cuenta que
no eres como los demás
como los que fantasean
con figuras de luz
sino que eres consciente
de la oscuridad que abrazas
y que encierra a tanto adiós
envuelto en el temor

Todo bajo una llave
que abrazabas en frío
esperando amor

Nadie, repito nadie
se acostumbra a despedir
y menos, queriendo decir
te quiero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
A %d blogueros les gusta esto: