La fotografía necesitó más luz
para revelar el amor de verdad.

Y todo por el romance de un flash por la realidad
que acabó enamorando al recuerdo con el blanco y negro.

Todo es como el pestañeo de un daltónico
cuando te meces en los colores.

Me has regalado el blanco y negro
y a ti te dejo una catarata de colores
para que los conviertas en arco iris.

Acabamos bebiendo olvido
cuando nos debemos recuerdos.

Y esnifamos silencio
cuando separados nos miramos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
A %d blogueros les gusta esto: